El poder de las marcas

Las religiones del siglo XXI

El poder de las marcas sobre los consumidores, puede llegar a ser inexplicable, de tal forma que llegan a ser CASI una religión. Una marca es un nombre que le da valor a algo, es decir, un teléfono puede ser solo un teléfono, pero es diferente referirnos a un Iphone; este simple conjunto de letras le da valor y personifican el producto que se nos está ofreciendo. Las mismas, nos transmiten las características que esperamos previamente sobre el producto y/o servicio, debido a que le da un estatus que otras competencias que no son conocidos por su marca tienen.

No es una sorpresa que hoy en dia las marcas sean parte de nuestro dia a dia, de manera que puede afirmarse que tienen hasta cierto poder sobre nosotros mismos y nuestra rutina., Según Martin Lindstrom “algunas empresas tienen en el consumidor el mismo poder de una religión”. Pero, ¿A qué nos referimos con esto? Simple, a través de estudios de neuromarketing (Aplicacion de tecnicas de la neurociencia en marketing con el fin de comprender mejor el comportamiento del consumidor) Lindstrom descubrió que las áreas del cerebro que se activa cuando las personas piensan en sus marcas favoritas son las mismas que cuando se trata de religión. Pero al momento de estas mismas personas pensar en otras marcas, el área a activarse será diferente.

Para apoyar este estudio, Lindstrom procedió a entrevistar exponentes de diferentes religiones como protestantes, islámicos, católicos y budistas, Con el fin de entender las bases en las que se basa una religión, y se dio cuenta de que son similares en cada una de ellas:  Apelación a los sentidos, historias llamativas, visión fuerte y poderosa, rituales y enemigo definido. Estos elementos que conforman la religión están presentes en la composición de las grandes marcas.

En el mercado, hay muchas marcas que han alcanzado un nivel incalculable de admiradores fieles en el mundo. Pero, vamos a tomar como ejemplo a APPLE que además de ser líder de ventas, se corona como la marca más valorada por los consumidores en el universo online.Intentemos explicar cómo se aplican los elementos en los que se basan las religiones en las estrategias aplicadas por la marca.

Elementos de APPLE como religión:

Como Lindstrom pudo averiguar, los elementos que hacen a las marcas (APPLE en este ejemplo específico) y religiones tan poderosas son los siguientes: Misión definida y visión clara: Las religiones suelen tener siempre su misión bien definida, como por ejemplo, alcanzar el estado de gracia o cierto objetivo espiritual. La misión de APPLE es intentar ofrecer la mejor experiencia de informática personal a estudiantes, educadores, profesionales creativos y consumidores de todo el mundo a través de sus innovadoras soluciones de hardware, software e Internet. Además de promover estilos de vida saludables así como seguir capacitándose para renovar la empresa constantemente.

Capacidad de contar historias: Así como los principales libros sagrados dependiendo de cada religión, APPLE tiene su historia, que ha trascendido alrededor del mundo. El poder de un buena historia puede causar empatía en el consumidor, de tal manera que es conocida en marketing como “Storytelling”, y Steve Jobs era un storyteller experto.

Al pensar en APPLE, pensamos en Steve Jobs, pensamos en su historia, en su perfil de innovación, lucha, perfeccionismo, obsesión y sobre todo, en cómo convirtio unos productos en talismanes, unos clientes en feligreses y una marca en un icono, en definitiva, casi una religión. Era un experto entrando en el corazón de las personas. Conto muchas historias, pero la mejor es sin lugar a dudas fue la historia de su vida, contada en el discurso académico en la Universidad de Stanford en 2005.

Enemigo definido: Las religiones se concentran en ejercer el poder sobre el enemigo, lo que los ayuda a reunir a los fieles para luchar contra él. Ese mismo concepto se aplica en las marcas, en el caso de APPLE, podemos ver la clara competencia entre sus smartphones en contra de los de SAMSUNG y en cuanto a computadoras tenemos MAC contra MICROSOFT.

Rituales y símbolos: Todas las religiones tienen símbolos y rituales de significados complejos. En las empresas, los símbolos comprenden desde su logo, que dice lo que la marca deben ser para su público. La icónica imagen de APPLE, una manzana, de la cual nunca se ha confirmado oficialmente el significado de la misma, tiene un efecto de permanencia en la mente del consumidor.

Sentido de pertenencia a un grupo: Los seres humanos, en la mayoría de los casos, tienen la necesidad de insertarse en grupos. Esto ocurre tanto a los fieles de una religión, como a los consumidores frecuentes de una marca. Ellos tienen la opción de escoger lo que seguir, y se sienten más cómodos con al elegir un lado. Este mismo caso puede verse entre los fanáticos de APPLE tienen un fandom fiel que puede sentarse horas a hablar de los productos de la misma.

Misterio: Es común que haya misterios en las historias de las religiones. También los hay en los nuevos lanzamientos y novedades de algunas marcas, especialmente en esta era de innovación y alta competitividad de  las empresas. Esto hace que se active e instigue a la curiosidad e imaginación del consumidor. Por ejemplo, todos hemos visto cada año como los fanáticos de la manzana lanzan una cantidad incontable de videos con supuestos posibles novedades que traerá APPLE ese año.

En conclusión, APPLE como otras empresas líderes en el mercado son un claro ejemplo del poder de las marcas sobre los consumidores. Dia a dia, vamos viendo como las estas se adaptan a este estilo e inconscientemente, actúan en nuestro subconciente con la misma fuerza que una religión lo hace, y ademas esto seguirá en aumento cada dia. ¿Increible no?

Y.C

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *